¿Te atreves a contestar a estas preguntas?

  • ¿Puedo aplicar un vinilo sobre otro sin importar las características de ambos?
  • ¿Puedo pedir un vinilo simplemente monomérico o polimérico?
  • ¿Puedo aplicar un vinilo sin tener en cuenta el tipo de superficie que lo va a recibir?
  • ¿Puedo escoger un laminado sin conocer las características del vinilo a laminar?
  • ¿Escoger un vinilo solo por el color es una práctica recomendable?
  • ¿El precio de un producto es un criterio prioritario de selección?
  • ¿Puedo limpiar la base a vinilar con cualquier producto de limpieza?
  • ¿Puedo tirar el embalaje de un rollo de vinilo apenas recibirlo?
  • ¿La experiencia de muchos años hace innecesaria la formación constante?
  • ¿La elección de un tipo de vinilo carece de importancia si el precio y el color son correctos?

Todas estas preguntas solo tienen un NO por respuesta. ¿Sabes por qué? Envíanos tus comentarios:

[contact-form-7 id=”168″ title=”Respuesta”]